Mirar hacia el futuro

Acabábamos de realizar un trabajo en mi casa, nos encontrábamos en un ambiente cálido y confortable, bajo una gran luna llena que alumbraba toda la ciudad, una verdadera y grata conversación entre dos amigas. Fue allí que encontré el momento adecuado para indagar algunos aspectos de esta persona tan peculiar.

Una persona llena de fuerza y coraje  es Gabriela Jaramillo, alguien que ama y gusta de su carrera, Comunicación Social. Mientras hablamos, sus ojos cafés denotan un poco de timidez, y hasta dolor al recordar situaciones de su vida que a pesar del tiempo no sanan completamente.

Con tristeza recuerda el momento en el que sus padres se divorciaron, algo que describe como un fuerte golpe a su corazón. Al escucharla me daba cuenta que en su situación muchos nos daríamos por vencidos, sobre todo al saber que está separada de los suyos,      su familia.

Según me dice son sus deseos de superación y anhelos personales las razones por las que quiere salir adelante y es precisamente su afán de convertirse en una gran profesional, lo que la impulsa a seguir.

Con alegría y varias sonrisas espontáneas recuerda deportes como básquet, voleibol (su deporte favorito) y los días en donde ganó algunas medallas por estos, siempre dedicando estos logros a las dos personas más importantes de su vida: sus padres.

Siendo originaria de Catamayo, el proceso de adaptarse a esta ciudad, no fue sencillo, pues día a día se enfrenta a nuevas personas, nuevas costumbres y distintas formas de ver la vida. Un tanto afligida expresa que en muchas ocasiones quiso darse por vencida, pero sabía que éste era el camino correcto para cumplir sus metas y objetivos.

Algo que me señala como anécdota, es el tener que adaptarse a convivir con compañeros, pues como lo manifiesta sonrojada, viene de un colegio femenino y católico, por lo que esto representa una  nueva experiencia en su vida.

Considera que el pasado y presente, la está convirtiendo en una mejor persona. Está descubriendo un mundo que prácticamente le era desconocido, pero que poco a poco la convierte en un gran ser humano, mucho más responsable y decidida, útil a la sociedad de la que hoy forma parte.

En la actualidad es una persona muy comprometida en todo lo que hace, pues sabe que como le dice su mami, la única herramienta para llegar al éxito, es la constancia. Uno de sus principales objetivos es tener el orgullo de toda su familia, que si bien no están a su lado gran parte del tiempo, siempre le envían sus mejores pensamientos y deseos.

Gaby, como cariñosamente todos la conocen, es una persona llena de fuerza, que no se deja vencer fácilmente por las adversidades que le presenta la vida. Dice que en lo personal son los errores, los que la ayudan a mejorar y rectificar cualquier error que haya cometido en el pasado.

Cuando le pregunto sobre sus planes futuros se queda en silencio un momento para luego soñadora, alegre y amigable como siempre decirme que le encantaría concluir con éxito su carrera, pasar tiempo con su familia y tener un gran desempeño en todo lo que la vida tenga destinado para ella, pero sobre todo, espera nunca olvidar los valores que sus seres más cercanos le han inculcado.

 

Por: Geovanna Salazar
geosalazarvallejo@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: